FANDOM


Hesíodo (siglo VIII a.C.), sobre le cual nos basaremos principalmente, nos da la más antigua y extendida versión para la creación del mundo y el nacimiento de los dioses.

Al principio existian tres seres celestiales: Caos, Gea y Eros. De estas tres fuerzas sólo el amor, Eros, no tuvo descendencia porque su mision era unir a ñas otras fuerzas vivientes, ser la causa de todo e impulsar la creación. No tiene ninguna relación con el dios alado, hijo de Afrodita.

El Caos, sin unión erótica, creó a Nix (noche) y Erebos (oscuridad), que a su vez crearon a Éter (aire) y Hemera (día).

La Noche creó a Tánatos (muerte), Hipnos (sueño), Némesis (venganza, diosa de la justicia divina), Apate (engaño) y Eris (discordia).

Gea, por sí misma dió a luz a Urano (cielo), se une con él y se convierten en gobernantes de los dioses. De su unión nacieron los doce Titanes: Océano, Hiperión, Jápeto, Rea, Tetis, Ceo, Crío y Crono, tres Cíclopes (gigantes con un sólo ojo) y tres Hecatónquiros (gigantes con cien manos). También Gea, sin unión sexual, crea a Ponto (océano profundo), los Ourea (montañas) y otros muchos elementos.

Entre sus descendientes, están las tres mil hijas del océano, las Oceánides o ninfas del mar y los tres mil Oceánidas, los ríos del mundo.

También las cincuenta ninfas de las aguas, las Nereidas, hijas del anciano Nereo, así como las tres Parcas, diosas destructoras del viento y la tempestad.