FANDOM


Hijo de Dánae y Zeus. Dánae había sido encerrada por su padre, Acrisio, en una torre, para impedir que tuviera trato con un varón, ya que una profecía había anunciado a Acrisio que moriría a manos de su nieto. Sin embargo, Zeus se convirtió en lluvia de oro y consiguió acceder a la estancia de Dánae y dejarla embarazada. En el monte Atlas vivía una Gorgona, Medusa, de su cabeza en lugar de cabellos salían culebras vivas y si algún ser la miraba a los ojos, quedaba convertido en estatua de piedra. Ningún héroe había podido con ella, todos quedaban hechos piedra, pero Perseo, venía preparado, apoyado con armas otorgadas por los dioses; sandalias aladas, una espada y escudo de bronce liso tan brillante como un espejo, aportados por Hermes, Hefestos y Atenea respectivamente. Se mantuvo lejos de Medusa y la entretuvo sin mirarla a los ojos (la miraba a través del reflejo del escudo) hasta que se durmió, sus ojos se cerraron y lentamente cada una de las culebras se durmió también. Aprovecho entonces para ir hacia ella sigilosamente, empuñó su espada, y la degolló. Conservó la cabeza y con ella hizo piedra a los padres de Andrómeda y al rey Polidectes. Después de eso devolvió las armas prestadas a los respectivos dioses, y Atenea conservó la cabeza y la puso en su escudo.